Este mes leemos “Emma” de Jane Austen

9780143106463Este mes de mayo los Pickwick volvemos a una autora que entre nosotros causa verdadera admiración y pasión: ¡¡Jane Austen!! Y lo hacemos con su novela Emma. En la votación no tuvo rival ante su contrincante “La señorita Mapp” y por eso estas semanas estaremos inmersos en la aventuras de la joven Emma. Una chica de alta sociedad que vive en un pueblecito inglés donde es muy valorada y considerada. Lo que no mucha gente sabe es que Emma tiene una afición curiosa: emparejar a aquellas personas que ella considera que están hechos el uno para el otro. Lo que comienza como un juego para ella y una diversión acabará trayendo algún que otro contratiempo y mal entendido que hará que los lectores disfrutemos mucho. Siempre con la ironía y la manera de narrar tan maravillosas a las que Jane Austen nos tiene acostumbrados.

El plan lector para este mes se desarrollará de la siguiente manera:

– Del día 1 al 10: capítulos 1 al 15
– Semana del 11 al 17: capítulos 16 al 29
– Semana del 18 al 24: capítulos 30 al 42
– Semana del 25 al 31: capítulos 43 al 55

Quienes tengan el libro dividido por PARTES (La primera semana igual: del 1 al 15, la segunda semana: capítulo 16 de la primera parte hasta el 12 de la segunda parte , tercera semana: hasta el capítulo 7 de la tercera parte y la última semana el desenlace).

Cada martes comentaremos en Instagram los capítulos correspondientes.

¡¡Os esperamos a todos!!

 

Lectura de enero: El lobo estepario

Este mes los miembros del club lo han tenido muy claro, y en enero leeremos ´El lobo estepario´ que obtuvo 227 votaciones frente a las 139 de ´Divorcio en Buda´.

Ya sea porque el libro de Hermann Hesse es uno de esos clásicos archiconocidos pero no tan leídos, ya porque tenemos ganas de entender el revuelo que genera esta novela en los lectores ( y descubrir si a nosotros también nos va a cambiar la vida, como afirman muchos de los que lo han leído) lo cierto es que en el club Pickwick estamos deseando empezar el año nuevo con una buena lectura entre las manos.

Como siempre, leeremos la novela durante el mes de enero, y este mes podremos comentarla sin spoilers, y ya en febrero es cuando entraremos a discutir entrando en todo lujo de detalles.

hesse

 

Noviembre inquietante

Este mes vamos a estar inmersos en lecturas que tienen en común que van a helarnos la sangre o al menos intentarlo. Las hemos distribuido por semanas a lo largo de todo noviembre y daremos el pistoletazo de salida el día 1 con estos dos relatos:

monte“El monte de las ánimas” de Gustavo Adolfo Becquer. Este escritor no solo es el responsable de algunos de los versos más bonitos y conmovedores que se han escritor en la literatura española, y nos atrevemos a decir que universal, sino que de su cabeza han salido también unas leyendas que merece mucho la pena leer y más este mes que hemos preparado. La que hemos elegido cuenta la historia de un joven llamado Alonso que intenta complacer a su prima con un reto que le propone justamente la noche de difuntos. ¿Qué le ocurrirá?

Y de Becquer nos vamos a Edgar Allan Poe. Era muy difícil decantarse por uno de sus relatos y al final hemos decidido que sea “El gato negro”. Lo definen en algunas críticas como “espeluznante” y nos adentra en la vida de un  joven matrimonio en el que el marido comienza a tener problemas con el alcohol. En un ataque de ira acaba con la vida del gato negro que era la mascota de la familia. De pronto un segundo gato aparece en la casa mientras la situación del matrimonio va a peor…

gatonegro

Y de grandes caballeros de la literatura pasamos a grandes damas con una victoriana de raza Mary Elizabeth Braddon. La escritora obtuvo un éxito tremendo ya en vida por su novela sensacionalista “El secreto de Lady Audley” en el que ponía sobre la mesa temas de los que no se hablaba comúnmente como las pasiones, la muerte, la traición o la locura. De ella hemos elegido “El abrazo frío” en el que los celos, los secretos y los fantasmas son los protagonistas.

El-papel-pintado-amarilloContinuamos con “El papel pintado amarillo” de Charlotte Perkins Gilman. En él la autora cuenta la depresión que sufre tras dar a luz a su hija y el tratamiento al que fue sometida: “claustrofóbico”, “asfixiante” son algunos de los adjetivos que han definido a este relato, que toma aun más importancia si tenemos en cuenta el dato de que es autobiográfico. Leeremos a ambas durante la segunda semana del mes.

Y para acabar nuestro particular noviembre inquietante las dos últimas semanas nos iremos con Henry James a dar “Otra vuelta de tuerca”. Aunque muchos lo hayáis leído ya estamos seguras de que el debate sobre este libro será apasionante porque pocas veces un libro y un final ha dado lugar a tantas interpretaciones diferentes. En este caso la protagonista es una institutriz que debe ir a cuidar a unos niños a una aislada mansión donde empiezan a suceder cosas raras de muy difícil explicación y al mismo tiempo aterradoras. ¿Ocurre algo con los niños?, ¿está todo en la cabeza de la institutriz?

descarga

 

En septiembre damos la vuelta al mundo

le-tour-du-monde-cover-boutiqueHoy se cierra la encuesta y anunciamos que el libro ganador ha sido La vuelta al mundo en 80 días, de Jules Verne; el pobre Gulliver ha naufragado con más de cien votos menos que su contrincante.

Estamos seguras de que para el próximo bimestre nos aguardan muchas y variadas aventuras con este libro y os damos a todos las gracias por haber participado en la votación.

Queremos señalar que  con este clásico, como con la mayoría, hay que tener cuidado con la edición, puesto que al tratarse de una historia de corte juvenil hay muchas ediciones que están adaptadas para niños y/o jóvenes y, por lo tanto, no son la obra íntegra. Hay que asegurarse en el momento de adquirir nuestro ejemplar de que ponga aquello de “Edición íntegra”.

Por ejemplo, Mestas Ediciones ofrece la edición íntegra a un módico precio; así como Clásicos de la Literatura o Anaya. También en digital es posible encontrar buenas ediciones, como la citada de Anaya.

Captura de pantalla 2019-08-18 a las 12.39.09Si os gustan los libros ilustrados también podéis optar por la edición de Blume, un poco más cara, pero muy cuidada, de tapa dura y con el precioso trabajo de Robert Ingpen en cada una de sus páginas, un ilustrador imprescindible.

Os recordamos que la lectura conjunta comenzará el 1 de septiembre e iremos comentando el libro durante ese mes SIN SPOILERS en nuestro grupo de Facebook. El plazo para comentar con spoilers se abrirá el 1 de octubre. También os recomendamos que no os perdáis nuestro perfil de Instagram, ya que allí también iremos dejando fotos con las ediciones de nuestros miembros, reseñas y más cositas.

Votación de la lectura de mayo: autores españoles

Allá por 2017 leímos en el club “Nada” de Carmen Laforet, y desde entonces ha ido pasando el tiempo sin que propusiéramos otro duelo de autores españoles (en aquella ocasión la votación se hizo entre “Nada”,  “Los pazos de Ulloa” de Emilia Pardo Bazán y “Tea rooms. Mujeres obreras” de Luisa Carnés).

Dos años después no nos resistimos a volver a proponer la lectura de otra novela de Emilia Pardo Bazán, en esta ocasión “Memorias de un solterón” que se enfrentará a “Pepita Jimenez” de Juan Valera.

Creemos que la elección en esta ocasión no va a ser nada fácil, juzgad por vosotros mismos:

MEMORIAS DE UN SOLTERÓN (1896)

En la edición de Cátedra esto es lo que nos comentan de la novela:

Emilia_Pardo_Bazán,_en_La_Ilustración_ArtísticaDesde el punto de vista personal, Emilia Pardo Bazán ha llegado a su madurez cuando escribe «Memorias de un solterón». En 1896, fecha de publicación de la novela, doña Emilia es una mujer totalmente independiente, dedicada en cuerpo y alma a la literatura. Está decidida a afrontar las experiencias que le depare el destino guiada exclusivamente por su propio criterio y conciencia. «Memorias de un solterón» pertenece a una nueva etapa literaria que los críticos distinguen después de la aparición de sus novelas más claramente naturalistas. La autora idea un plan novelístico similar al que Balzac, Zola o Galdós han llevado a la práctica. En su caso, las novelas se centran en la descripción y análisis de las relaciones entre hombre y mujer, y en la institución legal que las regula: el matrimonio. A través de los personajes femeninos de «Memorias de un solterón», doña Emilia da entrada a sus ideas sobre la situación de la mujer en su época, ya desenhebradas en multitud de ensayos publicados, analizando especialmente la problemática de las jóvenes que pertenecen a la llamada clase media.

Para que os podáis hacer una idea de lo que encontraréis en esta obra, os dejamos aquí el comienzo de la novela:

A mí me han puesto de mote el Abad. En esta Marineda tienen buena sombra para memorias de un solteronmotes, pero en el mío no cabe duda que estuvieron desacertados. ¿Qué intentan significar con eso de Abad? ¿Que soy regalón, amigo de mis comodidades, un poquito epicúreo? Pues no creo que estas aficiones las hayan demostrado los abades solamente. Además, sospecho que el apodo envuelve una censura, queriendo expresar que vivo esclavo de los goces menos espirituales y atendiendo únicamente a mi cuerpo. Para vindicarme ante la posteridad, referiré, sin quitar punto ni coma, lo que soy y cómo vivo, y daré a la vez la clave de mi filosofía peculiar y de mis ideas.

Yo friso en los treinta y cinco años, edad en que, si no se han perdido enteramente las ilusiones, al menos los huesos empiezan a ponerse durillos, y vemos con desconsoladora claridad la verdadera fisonomía de las cosas. -En lo físico soy alto, membrudo, apersonado, de tez clara y color mate, con barba castaña siempre recortada en punta, buenos ojos, y anuncios apremiantes de calvicie que me hacen la frente ancha y majestuosa. En resumen, mi tipo es más francés que español, lo cual justifican algunas gotas de sangre gala que vienen por el lado materno. -He formado costumbre de vestir con esmero y según los decretos de la moda; mas no por eso se crea que soy de los que andan cazando la última forma de solapa, o se hacen frac colorado si ven en un periódico que lo usan los gomosos de Londres. Así y todo, mi indumentaria suele llamar la atención en Marineda, y se charló bastante de unos botines blancos míos. Lo atribuyo a que en las personas de amplias proporciones y que se ven de lejos, es más aparente cualquier novedad. Mis botines blancos tenían las dimensiones de una servilleta.

375px-MonumentoPardoBazánCoruña_V3

Monumento a Emilia Pardo Bazán en La Coruña

No crean, señores, que me acicalo por afeminación. Es que practico (sin fe, pero con fervor) el culto de mi propia persona, y creo que esta persona, para mí archiestimable, merece no andar envuelta en talegos o en prendas, ¿Voy a vestirme como un cesante? Mil veces no. Me atrae todo lo que es confort, bien estar, pulcritud, decoro. Como que de estas condiciones externas pende y se deriva, en muchos casos, la paz del espíritu y la armonía del carácter.

Soy solterón, y lo soy con deliberado propósito y casi diría que por convicción religiosa. Ya explanaré detenidamente mis teorías sobre tan delicado punto.

PEPITA JIMENEZ (1874)

De nuevo fijándonos en la edición de Cátedra de la obra, en esta ocasión se centran más en la figura de Juan Valera, que aunque cosechó un gran éxito en su momento es en la actualidad más desconocido:

juan-valera-y-alcala-grangerJuan Valera fue un escritor de horizontes no frecuentados por los españoles contemporáneos. Su curiosidad intelectual, su afición a la lectura de textos orientales, sus traducciones de la moderna poesía alemana, Goethe, Heine, y su familiaridad con la literatura griega clásica, le convierten en un escritor cosmopolita cuyo marco supera con creces el ámbito peninsular. Bajo una artificiosa máscara de hombre de mundo, se escondía una personalidad artísticamente vigorosa, la de un humanista con el impulso castizo de los románticos españoles, enraizada en la cultura rural de su Andalucía familiar. Como corresponde a un escritor de la talla de Juan Valera, «Pepita Jiménez» alcanzó rápidamente el éxito internacional, siendo traducida a varios idiomas, y ejerció sobre las novelas que le siguieron en el tiempo una triple influencia: el tema mostrenco, el modelo femenino y un conjunto de motivos literarios y elementos compositivos.

Incluímos también un extracto del principio del libro, que desde luego promete:

D. Gumersindo, muy aseado y cuidadoso de su persona, era un viejo que no inspiraba repugnancia. Las prendas de su sencillo vestuario estaban algo raídas, pero sin una mancha y saltando de limpias, aunque de tiempo inmemorial se le conocía la misma capa, el mismo chaquetón y los mismos pantalones y chaleco. A veces se interrogaban en balde las gentes unas a otras a ver si alguien le había visto estrenar una prenda.

Con todos estos defectos, que aquí y en otras partes muchos consideran virtudes, 10_juan_valera_ilustracion_pepita_jimenez_saunque virtudes exageradas, D. Gumersindo tenía excelentes cualidades: era afable, servicial, compasivo, y se desvivía por complacer y ser útil a todo el mundo aunque le costase trabajo, desvelos y fatiga, con tal de que no le costase un real. Alegre y amigo de chanzas y de burlas, se hallaba en todas las reuniones y fiestas, cuando no eran a escote, y las regocijaba con la amenidad de su trato y con su discreta aunque poco ática conversación. Nunca había tenido inclinación alguna amorosa a una mujer determinada; pero inocentemente, sin malicia, gustaba de todas y era el viejo más amigo de requebrar a las muchachas y que más las hiciese reír que había en diez leguas a la redonda.

Ya he dicho que era tío de la Pepita. Cuando frisaba en los ochenta años, iba ella a cumplir los diez y seis. Él era poderoso; ella pobre y desvalida.

La madre de ella era una mujer vulgar, de cortas luces y de instintos groseros. Adoraba a su hija, pero continuamente y con honda amargura se lamentaba de los sacrificios que por ella hacía, de las privaciones que sufría y de la desconsolada vejez y triste muerte que iba a tener en medio de tanta pobreza. Tenía además un hijo mayor que Pepita, que había sido gran calavera en el lugar, jugador y pendenciero, a quien después de muchos disgustos, había logrado colocar en la Habana en un empleíllo de mala muerte, viéndose así libre de él y con el charco de por medio. Sin embargo, a los pocos años de estar en la Habana el muchacho, su mala conducta hizo que le dejaran cesante, y asaetaba a cartas a su madre pidiéndole dinero. La madre, que apenas tenía para sí y para Pepita, se desesperaba, rabiaba, maldecía de sí y de su destino con paciencia poco evangélica, y cifraba toda su esperanza en una buena colocación para su hija que la sacase de apuros.

800px-Monumento_a_Juan_Valera_(Madrid)_01

Monumento a Juan Valera en Madrid

En tan angustiosa situación, empezó D. Gumersindo a frecuentar la casa de Pepita y de su madre y a requebrar a Pepita con más ahínco y persistencia que solía requebrar a otras. Era, con todo, tan inverosímil y tan desatinado el suponer que un hombre, que había pasado ochenta años sin querer casarse, pensase en tal locura cuando ya tenía un pie en el sepulcro, que ni la madre de Pepita, ni Pepita mucho menos, sospecharon jamás los en verdad atrevidos pensamientos de D. Gumersindo. Así es que un día ambas se quedaron atónitas y pasmadas cuando, después de varios requiebros, entre burlas y veras, D. Gumersindo soltó con la mayor formalidad y a boca de jarro la siguiente categórica pregunta:

-Muchacha, ¿quieres casarte conmigo?

Pepita, aunque la pregunta venía después de mucha broma, y pudiera tomarse por broma, y aunque inexperta de las cosas del mundo, por cierto instinto adivinatorio que hay en las mujeres y sobre todo en las mozas, por cándidas que sean, conoció que aquello iba por lo serio, se puso colorada como una guinda, y no contestó nada. La madre contestó por ella:

-Niña, no seas mal criada; contesta a tu tío lo que debes contestar: Tío, con mucho gusto; cuando Vd. quiera.

Como siempre dispondremos de varios días para votar en nuestra página de Facebook, y estamos seguras de que con esta presentación no será fácil elegir.

La votación se cerrará el jueves 18 por la noche (hora española).

Mes de marzo con Henry James

libro_1453395017Tras una votación de voto arriba, voto abajo y vuelta a empezar… ¡ya tenemos lectura para el mes de marzo! Un americano, aunque de corazón, porte y vivencias inglés (también se nacionalizó), será el escritor que nos acompañe durante el mes de marzo para la lectura y abril para los comentarios sin censura.

“El americano” narra la historia de un hombre del Oeste americano que llega al elegante y sofisticado París, imaginaos cómo podría ser el contraste. Entre sus objetivos está el de casarse, y hacerlo bien, por lo que elige a una mujer de familia aristocrática con la confianza de que él pondrá el dinero y asunto resuelto. Pero no parece que las cosas vayan a ser tan sencillas para nuestro héroe…

El Mundo Nuevo más la Vieja Europa, una combinación seguro explosiva y que nos hará disfrutar de muchas tradiciones, costumbres y modos de la época y sobre todo, como siempre en James, sumergirnos en la psicología de los personajes que a pesar de la distancia del tiempo y el espacio también hablan de nosotros.

¡A disfrutarla!

19.-Silencio.-James-Tissot-960x683

Opiniones sobre El Aleph

¡Hola Pickwicks!

Antes de que llegue la votación del mes de febrero vamos a hacer un repaso a todo lo que ha dado de sí El Aleph de Jorge Luis Borges. Ha habido un poco de todo: relaciones maravillosas, algunas con altibajos y otras en las que se ha visto que no estaban hechos el uno para el otro. Por eso este consejo que nos dejaba Pedro Jorge Romero no iba nada desencaminado:

La verdad es que en este hilo hay comentarios muy interesantes. Creo que tengo ideas para un video “Cómo leer a Borges”. Lo primero: Don’t Panic 😊

tenor

Y ya con el ánimo dispuesto y las pilas cargadas empezamos la lectura. Como libro de relatos que es a todos nos han llegado más unas historias más que otras y hay mucha variedad en cuáles han sido nuestros favoritos. Hay quien ha adorado Emma Zunz que para otros es demasiado convencional y quien adora Los teólogos, que ha vuelto del revés a otros lectores. El que sí parece clave es El inmortal, abría el libro y si lograba engancharte mucho camino estaba ya hecho. Como le ocurrió a Silvia Garcés:

Es el primer libro que leo del autor, y antes de empezar con él, me daba mucho respeto. Pero me ha gustado. No es una lectura fácil, eso es cierto. Pero ya el primer relato (El inmortal), me cautivó. También Deutsches Requiem y La busca de Averroes.

El estilo tan particular del autor, con tantas referencias y un lenguaje de los de agárrate que voy, nos ha hecho perdernos un poco en más de una ocasión, pero también disfrutar de una propuesta que para muchos era muy, muy diferente a lo que habíamos leído anteriormente. El comentario de Maricela Garza lo resume muy bien:

borges2bm

De los 18 cuentos que componen el libro creo haber entendido apenas la mitad, sin embargo, intuyo que es un libro bueno pero para el cual me faltan conocimientos. Por ejemplo, de‟ El inmortal” debo haber entendido apenas la mitad y aun así me pereció precioso. Hay otros menos complicados como “Emma Zunz” o la “Historia del guerrero y de la cautiva” que son más sencillos y también muy buenos, con personajes que uno no puede sacarse de la cabeza. Por otra parte, he disfrutado la forma de escribir de Borges, me parece elegante, me gusta cómo construye las frases. En resumen, encantada de haber leído a Borges y con ganas de conocerlo más.

 

Incluso entre sus líneas ha habido detalles y maneras que han recordado a otros grandes y que han aumentado la lista de pendientes con otros títulos que apetece mucho leer. Mirad sino lo que nos cuenta Natalia Menéndez:

A mí me gustaría preguntar si alguien conoce un pequeño relato de Poe llamado “El poder de las palabras” porque la verdad, por estilo y contenido me recordó mucho a algunos de los relatos más metafísicos del libro.

Pero como os decía al principio lo nuestro con Borges no siempre ha sido coser y cantar. Así Bianca DanTsSo5aUciela Martínez no estaba segura de hacia dónde decantarse:

Yo llevo más de la mitad de los relatos y algunos me han parecido maravillosos y otros insufribles, no sé, es una sensación muy rara, a ratos me parece un genio y a otros un pedante insoportable. Una relación de amor odio

En cambio hay quien lo tiene claro como Janire García, porque no siempre es el libro y el momento adecuado, ¡te esperamos en la siguiente!

Yo lo abandono, no hay manera de concentrarme y de enterarme de algo. Me parece muy rebuscado y la verdad es que no me apetece cogerlo. Definitivamente no es para mi

  • Podéis leer también la reseña que Mónica Cordero ha dejado en Goodreads.
  • Reseña de Natalia

Y este es el resumen de cómo se ha portado se ha portado Borges con los pickwicks. Nos seguimos leyendo y en apenas unos días elegiremos qué autor nos va a acompañar en marzo, ¡votación!

Charles Dickens se queda con nosotros en septiembre/octubre

Charles-Dickens-Hard-TimesQueridos Pickwicks, ya tenemos libro ganador para leer en el mes de septiembre. El duelo a muerte entre Charles Dickens y Wilkie Collins (colegas del alma en la vida real, enemigos en el Club Pickwick) ha resultado ser una batalla encarnizada de votos cambiantes, hashtags locos y mucha tensión, pero finalmente Charlie se ha llevado la medalla de oro con tan solo un voto de diferencia. ¡Nos encantan las votaciones tan animadas! Gracias a todos por participar con vuestro humor, memes y salero. ¡Habéis dejado más de 600 mensajes en el hilo de la votación en cuatro días!

Ahora solo nos queda disfrutar de nuestra próxima lectura, que comenzará el 1 de septiembre (¡no antes!). Durante ese mes comentaremos el libro sin spoilers, pues ya sabéis que para destriparlo tendremos que esperar hasta octubre. La novela en cuestión es “Tiempos difíciles” y se puede encontrar por un módico precio, en inglés o español, tanto en papel como en digital (en este último caso incluso por menos de un euro). Es la segunda vez que Dickens triunfa en el club (leímos “La pequeña Dorrit” casi en nuestros inicios) y estamos muy contentas con ello. ¡Es como volver a casa!

Os recordamos la sinopsis de “Tie06mpos difíciles”En Coketown, trasunto de cualquier ciudad industrial de la Inglaterra victoriana, el rígido y práctico director de escuela Thomas Gradgrind y su socio, el presuntuoso y mezquino empresario Josiah Bounderby, imponen su ley y su estrecha y árida visión de la vida a alumnos y obreros, cada uno en su ámbito. A través de la entretenida trama de Tiempos difíciles, que entremezcla las vidas y peripecias, ilusiones y desdichas de estos y otros personajes, como los hijos de Gradgrind, Tom y Louisa, y su compañera Sissy Jupe, o el obrero Stephen Blackpool, Dickens expresa que no hay acción sin consecuencia, pero que la esperanza siempre es posible.

¡Feliz lectura! 🙂