Crónica de un fin de semana genial

Este fin de semana, después de mucho preparar y maquinar la primera reunión del club a nivel nacional, llegó por fin el momento… ¡Y ha superado las expectativas más locas de las cuatro organizadoras y fundadoras del club!

posterLo primero que queríamos era compartir esta experiencia con todos aquellos que por la distancia, trabajo o demás no habéis podido acudir a la reunión. Nos hubiera encantado poder tener allí a todos esos mil y pico miembros maravillosos (¡Hubiéramos petado el Retiro!)  que con sus comentarios y aportes convierten nuestro club en un rincón único.

Así que en fin, esto va por vosotros, Pickwicks del mundo 🙂

La reunión comenzó el sábado en el Retiro, donde habíamos organizado un picnic campestre al más puro estilo Jane Austen, y fue muy emocionante ir viendo a parecer a toda la gente con la que habíamos compartido tantas lecturas desde el anonimato. Las organizadoras teníamos preparados unos pequeños regalitos para ellos…

Unas bolsas de tela amarillas como las que veis en la foto (el amarillo se ha convertido en el color del club), unos marcapáginas de la Editorial dÉpoca que tantas alegrías nos da, unas pegatinas, chapas y postales con lemas importantes para el club y finalmente un panfletillo en el que hacíamos un pequeño recorrido por todos los libros leídos en el club, algunas de las quedadas y Pickwicks que nos acompañan además de algunos apuntes sobre el pasado y el futuro de nuestro club literario.

Podéis ver el panfleto del club en formato libro pinchando aquí o descargarlo aquí: Libreto del Club Pickwick (Tercer Aniversario)

****Esta son las postales que diseñamos para el evento, como veis, todas con pequeños guiños a pasadas lecturas del club (cada miembro que asistió a la quedada se llevó una y hubo más de un divertido intercambio).

Después de la entrega de regalos ya todos nos habíamos soltado un poco y empezaron a formarse diferentes grupos de conocidos y desconocidos en los que se habló un poquito de todo pero especialmente de libros. Hubo tiempo para debates entre autores, reclamos de tochos rusos, propuestas infinitas de futuras lecturas y muy muy muy buen rollo entre todos.

DSCN0727

A pesar del calor sofocante y bochornoso madrileño pudimos disfrutar de un picnic genial, con comida, helado y cháchara inigualable hasta las 17:00, hora en la que las casetas de la Feria del Libro abrían por fin de nuevo sus persianas para nosotros.

DSCN0735En ese momento fue imposible no disgregarse entre tantísimas tentaciones, pero muchos volvimos a reunirnos a las 19:30 en un punto de encuentro con nuestras bolsas Pickwicks llenas de libros.

Para cerrar el día con un broche de oro cenamos en la casa Árabe todos juntos, y recuperamos fuerzas entre deliciosos manjares durante una velada la mar de agradable.

El domingo teníamos el tiempo contado, e inciamos nuestra andadura en el Museo del Romanticismo, una de las paradas más esperadas por los miembros del club.

DSCN0755Entre aquellas salitas cargadas de retratos de la Reina Victoria, pianofortes y lujosas (pero aparentemente incómodas) camas de la época, nos sentimos como en casa. Creo que todos salimos encantados de la visita de un museo tan especial y tan cargado de contenido interesante en cada una de sus salas.

¡Incluso vimos un cuadro que representaba un club de lectura de la época! Parecía el destino…

DSCN0748

Tras el museo nos quedamos con muchas ganas de charlar y de tomarnos unas cervecitas, y eso hicimos hasta que tristemente el grupo tuvo que empezar a disgregarse, pues los miembros que veníamos de diferentes puntos de España (incluídas tres de las fundadoras) teníamos coches, trenes y autobuses que coger.

Aunque corto, fue un fin de semana emocionante y entrañable, una verdadera gozada encontrarnos con tantísima gente que comparte nuestras pasiones y con las que nos entendemos tan bien sin apenas mediar un par de palabras. Todos nos marchamos ayer deseando poder volver a reunirnos pronto, con mil ideas, planes y ganas de volver a charlar sobre libros y literatura, sino en persona a través de las redes y nuestra página de Facebook, ese rincón en el que cada día somos más.

Solo nos queda ya dar las gracias una y mil veces a todos los que asistieron por todo el entusiasmo, la participación y el cariño que nos dieron, ¡Nos han cargado de energía para muchísimos más años del club Pickwick!

La mayoría de fotografías las hicimos las fundadoras pero también rescatamos alguna de las redes sociales de nuestros miembros (En particular Elenasavetheplanet, Delilahdeedee y Misslofish)


Pegatinas 50

Anuncios

Pickwicks pioneros en Asturias, Alicante, Madrid y Barcelona

De izquierda a dch: Quedada Asturiana, Alicantina, Madrileña y Barcelonesa

Probablemente una de las cosas que más ilusión nos hace a las fundadoras del club Pickwick es ver cómo poquito a poco la gente se va animando más y más a acudir a las diferentes quedadas físicas que se van proponiendo.

De las cuatro personas que estamos tras los “hilos” de este club literario, tres somos asturianas y una alicantina, así que ver que otros miembros del club se animan a dar el paso y proponer en sus ciudades reuniones es algo que de verdad nos emociona muchísimo, por eso esta entrada es un simple ¡Gracias! ¡Gracias a todos los que os animáis a proponer esas quedadas y a los que acudís! Esperamos que en ellas conozcáis a más gente fanática de los clásicos como vosotros y que disfrutéis  sacándole todo el jugo a las diferentes lecturas que hacemos en el club.

En esta lectura de Pioneros creo que hemos batido un récord, pero esperamos seguir batiéndolos y que aún más miembros se vayan animando a proponer futuras quedadas en sus ciudades 🙂

Pickwicks reunidos en honor a ‘Kokoro’

14642269_10210375099829862_524891292742977507_n

Los miembros del club Pickwick están más activos que nunca y en esta ocasión, para la lectura de Kokoro han logrado reunirse en cuatro puntos de la geografía española (Asturias, Alicante, Madrid y Barcelona).

Las fundadoras del club realmente no podemos estar más felices al ver nuestro pequeño proyecto crecer cada día más y encontrarnos por el camino con personas tan fantásticas y tan implicada en cada una de las lecturas que proponemos.

Kokoro creo que ha supuesto un punto de inflexión en el club, nos hemos atrevido con algo muy diferente y a lo que no estábamos acostumbrados y el resultado ha sido genial. Creo que aún los que no disfrutaron de la lectura lograron sacarle algo de partido, y lo mejor de todo ha sido descubrir todos y cada uno de los matices y diferentes ideas que cada lector saca al leer esta fantástica obra de Nastume Soseki.

Os dejamos aquí abajo una selección de fotos de las distintas quedadas que tuvieron lugar a lo largo de este mes. La de Gijón (Asturias) tuvo lugar en el Taller Nordeste, la de Alicante en Mandarina Garden, la de Madrid en Panda Patisserie (¡Más japonés imposible :D) y la de Barcelona en Cosmo Galería Cafetería ¡Todos lugares geniales! Esperemos que este no sea más que el principio y el club Pickwick siga expandiéndose por el mundo, está claro que con la gente tan maja que tenemos de miembros, todo es posible 🙂