“Suave es la noche” de Francis Scott Fitzgerald

1¿Qué os parecen los personajes? ¿Cuánto de Dick y cuando de Zelda creéis que había en el matrimonio Fitzgerald? ¿Cuál es vuestra parte preferida? ¿Qué os ha parecido la prosa de Fitzgerald? ¿Os parece ésta novela mejor que ‘El Gran Gatsby’ como él mismo pensaba? ¿Creéis como decía Hemingway que es una novela que mejora con el paso del tiempo? 

Todas estas preguntas nos lanzaba Almu el día 1 de abril cuando podíamos empezar a comentar con spoilers Suave es la noche. ¡Y ahí que nos pusimos manos a la obra para resolver todos los interrogantes!

Repasando ahora los muchísimos comentarios que ha provocado el libro, los primeras días de lectura hubo bastantes pickwicks que lo abandonaron bien por cómo estaba escrito, el ritmo, que no acababan de conectar con la historia… Pero quien siguió adelante se ha quedado, en general, con sensaciones muy buenas de esta novela y sobre todo con muchas impresiones, y muy diferentes, sobre ella. La opinión de Ana Rosa Ruiz puede ser un buen resumen:

Todo el tiempo he tenido la sensación de un libro borroso, como escrito ebrio, a rachas. Aún así, me ha gustado. Es como si la esencia de todo estuviera escrita pero gran parte nunca viese la luz. Se lo guardó el autor para sí mismo. Me ha costado entenderlo y me ha encantado ese diálogo interior y subjetivo de cada uno de los personajes. Esa dualidad entre lo que piensan y lo que dicen. Así ocurre muy a menudo en la vida. Todavía estoy en proceso digestivo. Es muy diferente a casi todo lo que he leído.

En la historia tenemos tres personajes claves: Dick, Nicole y Rosemery. Complejos, absurdos muchas veces, incomprensibles otras tantas, ilógicos… En definitiva, como somos las personas reales según lo que nos toque vivir. Dice Silvia Pescu:

Aunque no comparta muchas acciones que llevan a cabo unos y otros y aunque no me gusten algunos personajes, puedo entenderlos, puedo entender sus motivaciones.

3Y, ¿a dónde les llevan? Así lo explica Alex Rey:

Mi personaje favorito sin duda coincido con la mayoría es Nicole, me gustó mucho ese crecimiento hacia su propia independencia, fuera de las garras de Dick. Qué puedo decir de Dick. Disfruté de su declive, partiendo de la base de que nunca lo vi como ese resplandor de hombre encantador, bajo mi punto de vista era “el que quiso ser y no pudo”, por lo tanto para sentirse bien y generarse una plena confianza de ser lo que no era, necesitaba tener bajo su yugo a Nicole, presa fácil por su pasado con el padre, y más cuando por ello se sentía tan culpable. En algunas ocasiones, también he sentido la decadencia y aburrimiento de una sociedad caduca, un snobismo ya pasado de rosca.

También Eva Cornejo habla de los personajes y de lo que puede esconder ese mundo tan aparentemente glamuroso:

Lo que más me ha llegado de esta obra ha sido el poder descubrir, de la mano de Fitzgerald, lo que esconden las bambalinas de ese teatrillo montado por la gente bien de la época: la vacuidad, la hipocresía, la insatisfacción y la amargura tras esa fachada de glamour que se muestra a los demás. Y, sobre todo, lo que más toca a todos los personajes de muerte: la falta de libertad de cada uno de ellos. Todos los personajes (ya sea por haber nacido ya en la cima de las clases sociales o por anhelar llegar a ella) acaban por ser títeres de los demás: Rosemary está supeditada a su madre, Nicole a su hermana y su marido (y cuando rompe la relación lo hace para lanzarse a los brazos de otro hombre), Dick a su cuñada, Mary North que al enviudar vuelve a casarse enseguida con otro hombre rico…

¿Son tan dependientes los personajes? En ese sentido, apunta Miguel Ángel Gómez:

Puestos a psicologizar, me llamó la atención que el giro radical de Dick ocurriese cuando regresa de viaje tras la muerte de su padre. Parece que una vez perdido el contacto con sus raíces —y no tener que “rendir cuentas” de moralidad a sus ancestros— pasa de ejemplo médico paternal e impecable sacado de un manual del XIX, a ser un crápula advenedizo e infantil… Y eso da qué pensar, hasta que punto vivía genuinamente a su aire o llevaba la vida que “creía” habría aprobado su padre.

La relación Zelda-Nicole, Dick-Fitzgerald nos ha dado mucho para reflexionar, para preguntarnos cuánto de autobiográfico había en las páginas de Suave es la noche. Nos hemos planteado incluso si el final feliz o al menos esperanzador para Nicole con una nueva relación y una nueva vida pudiera ser el que el propio escritor quería para su mujer tras la relación tan conflictiva que ellos mismos mantenían. Su amor era un huracán como el de Dick y Nicole y sobre él tiene que contarnos Zayra Muñiz:

Suave es la noche nos regala una historia de amor de principio a fin. Desde que el amor comienza hasta que se deteriora. Creo, a diferencia de lo que he leído en algunos comentarios que Dick sí se enamora de Nicole cuando la conoce. También creo que se le queda grande la situación y no sabe afrontarla de forma responsable y madura. Rosemary representa el amor idealizado, la fase de enamoramiento, el principio de una relación… Estoy de acuerdo con muchos de vuestros comentarios cuando decís que Scott quería un final feliz para Nicole porque es lo que realmente le gustaría para Zelda. Pero no creo tanto que pretendiera excusarse a través de su personaje como explicar cómo la vida le había llevado al lugar en el que estaba precisamente por no tomar las decisiones adecuadas. Creo que Dick Diver siempre quiso a Nicole, incluso en el momento de su affair con Rosemary (y el patetismo de intentar impresionarla) era consciente de que eso era un capricho, una forma de entretenerse y de evadirse de su vida familiar que era mucho más complicada. Pero… yo sí que sentí que a quien siempre quiso fue a Nicole, por eso también pienso que le dolía que Nicole pudiera enamorarse de otro.

2

Esto es un pequeñísimo resumen de todo lo que se ha dicho sobre la lectura de marzo, os animamos a que paséis por facebook y leáis y sobre todo comentéis qué os ha parecido. Y en nada nueva votación, ¿todo el mundo preparado?

Os dejamos también aquí estas estupendas reseñas que han hecho varios pickwick:

Silvia Pescu- El principio del cuento

Maave Roloro- Entre rosas y libros vive una princesa

Sonia López- Generación papel

Estrella Blanco- Miss Starbooks

Janire García- Las lectura de Seshat

Anuncios

¡Empezamos con ‘Suave es la noche’! (Y algunas recomendaciones)

4cbe1d02f46d313ac672b29cbb52335dOs recordamos que hoy empieza la lectura de Suave es la noche de Fitzgerald. Iremos comentando a lo largo del mes sin spoilers en el Facebook del club, y a lo largo de abril hablaremos del libro con spoilers.

Como acompañamiento a la lectura os recomendamos algunos libros y películas que se han comentado ya a través de nuestro grupo de facebook como Querido Scott, Querida Zelda (una intereseante recopilación de las cartas de amor entre Zelda y F. Scott Fitzgerald), Moriría por ti (18 relatos inéditos del escritor estadounidense que publica Anagrama), la serie Z: The Beginning of Everything (basada en la novela de  Therese Anne Fowler, relata los primeros años de matrimonio de los Fitzgerald y se puede ver a través de Amazon Prime Video), Beloved Infidel (film de 1959 que narra los últimos años de vida de Fitzgerald, Gregory Peck le da vida en esta versión) y finalmente la preciosa película Midnight in Paris (los locos años 20, Hemingway, Fitzgerald y mucho más).

 

‘Suave es la noche’ será nuestra próxima lectura

 

Desde el primer momento esta votación no ha tenido mucho misterio siendo el libro de Fitzgerald el que ha arrasado dejando a Hemingway bastante atrás (por suerte no está vivo para asistir a este mal trago).

Tender-is-the-Night-3

Suave es la noche se publicó en 1934 y la sinopsis dice así: Dick y Nicole Diver, una glamurosa pareja norteamericana, llegan a la Riviera francesa de los felices años veinte, época en que allí se daba cita la beautiful people de todo el mundo. Son ricos, inteligentes, elegantes, irresistiblemente atractivos. Pero algo se oculta tras su aparente perfección: Nicole tiene un secreto, Dick una debilidad, y juntos se dirigen irremediablemente hacia las rocas contra las que su aventura parece abocada a estrellarse.

Suave es la noche es una de las cumbres de la obra de Francis Scott Fitzgerald, su novela más intensa y de mayor carga autobiográfica. En palabras de su esposa Zelda, «hay mucho de su propia vida en este atormentado retrato de opulencia destructiva e idealismo.

El título de la obra proviene de la Oda a un ruiseñor, de John Keats: Already with thee! tender is the night, y la novela está inspirada en la propia vida del autor y su mujer Zelda.

La lectura dará comienzo el 1 de marzo, no antes. Durante ese mes comentaremos el libro en nuestro grupo de Facebook sin spoilers, y durante el mes de abril hablaremos de él con todo lujo de detalles. Es un libro con numerosas ediciones a todos los precios en castellano e inglés que encontraréis con facilidad en cualquier biblioteca o librería.

¡Feliz lectura!